sábado, 6 de diciembre de 2014

ASÍ SOY, ASÍ ME SIENTO


Y así se sintió siempre.


    Aunque no fui novillero
y mal becerrista fui,
puedo afirmar que viví
creyendo que era torero.

    Se puede ser mendicante,
creyéndose potentado
y siendo hombre acaudalado
vivir de forma humillante.

    Mendicante, es un banquero
si en su mente hay avaricia,
pues ansiará más franquicia
más poder y más dinero.
    Ser eminente ingeniero
de caminos y de puertos
y tener los quince aciertos
del tinglado futbolero.

   Rico he sido, por lo tanto,
pues nunca ansié ser torero,
ni tener mucho dinero
en un prestigioso banco.

    Ni envidié a ilustre ingeniero,
ni tampoco a un potentado,
¡me importó más ser honrado,
que el peculio de un banquero!

    Rico fui, y lo sigo siendo,
con mi límpida conciencia,
limpia desde mi nacencia
y que atestiguo escribiendo,
en el folio que leyendo
estáis, con santa paciencia,
que al menos en apariencia,
con complacencia estoy viendo.

     Febrero de 1995

domingo, 24 de agosto de 2014

POESÍA



      Hoy, hubiera cumplido 89 años. Sigo echándole de menos cada día, pero siguiendo el consejo del "Poeta amigo", intento que su recuerdo, prime sobre mi dolor. En su memoria, copio este soneto (a su manera) dedicado a María Ruiz Cueto:

      Jamás día o noche sin poesía,
dice una niña, casi "pollita"
poesía, que ella misma recita
con la más absoluta maestría.

      Poesía, según dice María,
es el elixir que las penas quita,
cual nítidas flores de margarita
y es también un torrente de alegría.

      Con las musarañas, sueña el poeta
y sus sueños son pasión desatada,
que tan solo, un beso de amor la frena.

      Poesía, es oración de un asceta
en ermita vieja y destartalada
y poesía es ver la Luna llena.

domingo, 20 de julio de 2014

OPINIÓN PERSONAL




        Éstos, son unos de los primeros versos que escribió." Lo bueno, si breve, dos veces bueno"


        Quizá, alguien piense que estoy chalado
        y habrá quienes piensen que estoy loco.
        Todo lo que hablen me importa muy poco,
        pues quien escribe, está bien despejado;
        chalado está, quizá también trastornado,
        aquel que nunca escribe, ni lee tampoco.

domingo, 6 de julio de 2014

A ELEUTERIO SANCHEZ "EL LUTE"

Su humildad y sentido crítico ante las injusticias, le llevó a escribir en 1994, este soneto dedicado al "Lute", que hoy hago público, con motivo de la publicación de su 3º libro titulado:"El hombre a quien llamaron El lute".


        Por apropiarte de trivial gallina
     Eleuterio, estuviste en cárcel preso
     y con sangre pagaste tu ser avieso
     que aún hoy, cierta gente te recrimina.

        A ti, buen "Lute", te tocó la china
     por cometer tan gravísimo exceso,
     ruin acción, sólo propia de un poseso
     que por robar pollos, labró su ruina.

        Si en vez de robar una ponedora
     habrías trincado dos mil millones,
     no hubieses estado preso ni una hora.

        Te digo Eleuterio, que las prisiones
     se hicieron para quien limosna implora
     y para quien trinca, un par de capones. (?)

lunes, 2 de junio de 2014

VIZMAYA, BRAVÍA Y AGRESTE



      Sois gran Vizmaya (con uve),
   monte de noble nacencia
   y por un prócer os tuve,
   desde que en mi adolescencia,
   en vuestros lares estuve.

      El astro Sol os calienta,
   el viento del sur te azota
   y aunque derribarte intenta,
   contra tu atalaya choca,
   se desintegra y ¡revienta!.

      ¡Vizmaya de mis amores!
   pico de alcurnia preclara
   donde florecen mil flores,
   que tu jardín nos depara
   para admirar sus colores.

      De Hoznayo eres, su vigía,
   desde tiempo inmemorial
   y le cuidas noche y día
   cual guarda municipal
   a un concejal cuidaría.

      Tu cresta es un grato ver,
   que no lo cambio por nada
   y ver tu yerba crecer
   al despuntar la alborada,
   es grandísimo placer.

      Tenerte cerca de mí
   y ver el azul del cielo
   acariciándote a ti,
   es cual pisar en el suelo
   sobre una flor de alhelí.

                      1995

A HOZNAYO LE DEBO TANTO...


      En 1950 conoció a Laura, su amantísima esposa durante 58 años. A raíz de su matrimonio, se asentó en Hoznayo y allí permaneció hasta el final de sus tiempos, sin olvidarse nunca, de su San Antonio natal.

      Es tan tierno y delicado
   en nuestro Hoznayo el amor,
   que infinito es su valor
   y si fuese valorado
   su precio sería un primor.

      ¡Hoznayo de mis amores!
   fértiles son tus praderas
   y tus mujeres, señeras,
   son más bellas que las flores
   de cálidas primaveras.

      Entre el Vizmaya arrogante
   y el Cantasol altanero,
   discurre un río truchero
   cuyas aguas son un cante,
   que sólo entona ¡te quiero!.

      Acá la mies de Calante
   y allá el barrio La Canal,
   son de una belleza tal,
   que ni el más bello diamante
   les baja del pedestal.

      El cierro del Pedregal,
   Solises y Las Barreras;
   son bellísimas praderas
   de este Hoznayo sin igual,
   cuna de vacas "punteras".

      A Hoznayo le debo tanto,
   todo cuanto soy le debo
   y si he llegado a longevo,
   a pesar de algún quebranto,
   a Hoznayo, conmigo llevo.

      Cantares son de un poeta,
   que antaño fue ganadero
   y a fuerza de ser sincero,
   hoy no valgo una peseta
   ¡pero tengo, cuanto quiero!.

                                    2008